Gustave Courbet

courbet_autoportrait2.jpg

 

Autoretrato (1849)

Coubet ,en definitiva, fue un hombre diferente…un visionario. Con su rostro perdido, despreocupado y por momentos nostálgico, reflejó a través de sus obras un mundo crudo y más importante: verídico.

Su expresión se conjuga con una percepción única y a la vez imparcial, dejando poco de sí de manera evidente pero impregnándose en el lienzo a través de pequeños detalles.

El origen del mundo es una obra plagada de polémica. Creada en 1866, impactó a Europa no por su belleza sino por su actitud amenazante. Con un título brillante Coubet desafio a la sociedad hipócrita en la que se vio rodeado y lo hizo con la misma expresión que refleja en su mirada: indiferente, insolente y directa.

origin-of-the-world2.jpg

L’Origine du Monde (El origen del mundo)

 

 

One response to this post.

  1. mmm…. Interesante, chido el autoretraro…. jeje.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: