Una fiesta, un funeral.

La vida es una canción,
las notas cada momento.
El instrumento es el mundo, es mi cuerpo;
y el músico el espíritu.

¿Para quién toca?
¿Qué quiere lograr ese músico?
¿Qué siente?

La vida es una canción,
que en algún momento termina;
tiene partes alegres,
partes tristes
y algúna que otra nota desafinada.


Así es el mundo.
Así es el tiempo.

Una ópera, una fiesta, un funeral.
Y todo es arte, todo es vida.
Ahí radica su belleza:

En cómo suena,en qué transmite
y no en cómo toca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: